Agenda El Círculo

Círculo de empresarios

La automatización robótica ha llegado

Los robots inevitablemente van a automatizar millones de empleos en todo el mundo, pero hay un escenario más complejo en el horizonte. En una charla en SXSW, el ingeniero robótico Matt Rendall pintó un cuadro del futuro centrándose menos en la automatización, y más en la manera realista en que la industria robótica cambiará la forma de fabricación global.

El punto fue que Estados Unidos, que ha externalizado gran parte de su fabricación y carece de inversión seria en robótica industrial, puede que se pierda la siguiente revolución. Eso es porque los fabricantes de robots (robots que crean robots), podrían desempeñar un papel clave en cómo la automatización se expande por todo el mundo.

La automatización robótica ha llegado

Rendall se centra en la construcción de flotas de robots que eventualmente podrían reemplazar a los muchos trabajadores en fabricas o almacenes. Su charla, titulada "Robots vs empleos: El desplazamiento tecnológico está aquí," habló de la automatización durante toda a historia, con gráficos de cómo el tractor, la línea de montaje y otras tecnologías, habían sustituido a la mano de obra humana a lo largo de la historia.

Pero luego se enfocó en el futuro incierto. Pesimistas y optimistas de la automatización han comenzado a discutir sobre cómo el mundo va a cambiar, y si una mezcla de inteligencia artificial y robótica industrial podría acelerar la automatización de una manera sin precedentes.

"Los robots están llegando", dijo Rendall. "Después de la gran recesión, ha habido un cambio fundamental en el interés de la gente en la automatización. La gente padece el dolor del trabajo de alto costo y existe un apetito para la automatización que no hemos visto antes".

Rendall se describe como uno de los optimistas que cree que la automatización, a largo plazo, mejorará la sociedad y ayudará a los seres humanos a viver una vida mejor. China quiere ser el número 1 en el uso de los robots en la producción industrial, y el país está experimentando una cantidad abrumadora de crecimiento.

La diferencia, es cómo China está respondiendo a la automatización, que en vez de alejarse de ella, como los Estados Unidos, parece estar acercándose a la cuestión. Esto está en contraste con los avances industriales del siglo pasado, como la línea de montaje de Ford, que llegó primero a las industrias americanas y transformó la economía del país.

Lo mismo le ocurre a Europa, que debate si los robots deben de pagar impuestos o no.

Hoy en día, los principales fabricantes de robótica están en Japón, Alemania y Suiza. China emplea al mayor número de robots industriales, pero ese número todavía es empequeñecido por el número de trabajadores humanos del país. Corea del sur es el país con más robots per cápita, lo que significa que pronto puede convertirse en un lugar más productivo, eficiente y rentable para la fabricación de mercancías que las fábricas chinas.

Es muy probable que tanto China como Corea, incrementen sus inversiones en robótica en las industrias para compensar el aumento de los costos laborales y para mantener la competitividad. Podría resultar en un gran auge en empresas nacionales de robótica en China y Corea.